Cuando decimos multimillonarios, Bill Gates y Warren Buffett son los primeros ejemplos que vienen a la mente. Pero ¿qué hay de Charlie Munger? ¿Has oído hablar de él?

Aunque es menos conocido que Gates o Buffett, Charlie es socio billonario de negocios de Buffett, y tanto Bill Gates como Warren Buffett afirman que él es la persona más inteligente que ellos conocen. Es decir que sabemos de buena fuente que Charlie es alguien muy inteligente…

Aquí tenemos tres de sus mejores consejos, que creo que encontrarás útiles en tu búsqueda del éxito.

3 claves para el éxito de Charlie Munger

Consejo #1: EVITAR ESTAS DOS TERRIBLES CARACTERISTICAS

“¿Qué quieres o buscas evitar? La respuesta fácil: pereza y falta de fiabilidad. Si eres poco confiable, no importa cuáles sean tus virtudes. Vas a fallar inmediatamente. Cumplir fielmente lo que te has comprometido a hacer debe ser una parte automática de tu conducta. Debes evitar la pereza y la falta de fiabilidad a toda costa”.

La gente parece empeorar en estos con el tiempo, así que es mucho más fácil hoy en día destacarse por ser confiable y hacer lo que dices que harás.

Vive bajo el presente Código, y tendrás éxito a largo plazo.

Consejo #2: SIGUE CAPACITÁNDOTE, Y SEGUIRÁS ASCENDIENDO

“Siempre veo gente triunfar en la vida, aún cuando no son los más inteligentes, a veces ni siquiera son los más diligentes, pero son máquinas de aprendizaje. Ellos se van a la cama todas las noches siendo un poco más sabios de lo que eran cuando se levantaron, y vaya que esto ayuda, sobre todo cuando se tiene un largo recorrido por delante”.

Deberás ser una máquina de aprendizaje, crecer todo lo que puedas cada día, y podrás encontrar en poco tiempo que estás alcanzando continuamente metas más grandes.

Consejo #3: DEBES GANÁRTELO

“La forma más segura de conseguir lo que quieres es merecer lo que quieres. Entrégale al mundo lo que comprarías si estuvieras del otro lado”.

En un mundo en el que podemos acceder a tanta información al instante, con gran facilidad, desde la punta de nuestros dedos, es fácil caer en la trampa de pensar que el éxito se consigue de la misma manera.

Sin embargo, nunca obtenemos nada que no hayamos ganado. Por lo tanto, debes poner tu mejor esfuerzo cada día (el esfuerzo y el valor que desearías recibir si estuviese del otro lado) y conseguirás lo que quieres (y mereces).

Así que recuerda estos tres consejos de Charlie: evita la pereza y la falta de fiabilidad, sigue aprendiendo, y dale al mundo lo que te gustaría recibir si estuvieras del otro lado.

Saludos a tu éxito!

Renzo Montuori