Si no has tenido el placer de trabajar con un reclutador, no hay duda de que lo harás en algún momento de tu búsqueda de empleo. Los reclutadores ayudan a las organizaciones a encontrar los mejores talentos y, si tienes suerte, te ayudarán a ponerte en condiciones de conseguir un empleo.

En otras palabras, pueden ser grandes recursos durante tu búsqueda de empleo. Desafortunadamente, no siempre son del todo claros cuando se comunican con los candidatos.

Como parte de su encuesta 2015 Staffing Talent Trends Report (no hay una de Argentina, así que dejo el menú con todas las disponibles), LinkedIn preguntó a más de 20.000 personas qué los ha frustrado del proceso de reclutamiento, y uno de los mayores problemas que los candidatos tuvieron era que los reclutadores no siempre dan respuestas directas. Dicen una cosa, pero a menudo significan otra, y eso es frustrante.

Si estás en busca de trabajo, es importante entender lo que los reclutadores realmente quieren decir para no darle una libre interpretación. Aquí hay cuatro frases que comúnmente dicen, lo que realmente quieren decir, y cómo responder:

1. Vamos a mantener tu CV en nuestra base de datos.

Lo que escuchas: “Creemos que tiene grandes habilidades, y vamos a mirar tu CV cada vez que una posición similar se encuentre disponible.”

Lo que el reclutador está realmente diciendo: “Tu currículum se quedará en nuestro sistema, pero puede que nunca lo miremos de nuevo.”

Cuando los reclutadores te dicen que van a mantener tu CV en la base de datos/en el sistema, significa a menudo que se registrará en su sistema, para nunca ser visto otra vez. Recuerda, los reclutadores tratan con cientos de aplicaciones para cada oferta de empleo que gestionan, así que las probabilidades de que ellos recuerden tu CV cuando una nueva posición aparezca son muy escasas (hay excepciones).

Cómo responder: Cuando escuches esto, agradece al reclutador y pregunta qué otras posiciones tienen disponibles ahora para las que puedas ser el más adecuado. Si ellos no tienen ninguna, házles saber que vas a prestar atención a sus anuncios y ponerte en contacto con ellos cuando posiciones similares estén disponibles.

2. Nos pondremos en contacto contigo de cualquier manera.

Lo que escuchas: “Valoramos tu esfuerzo, por lo que no vamos a dejarte a la deriva”.

Lo que el reclutador está realmente diciendo: “Si no eres elegido para el trabajo, puede ser que te enviemos un correo electrónico de rechazo ‘genérico’, pero no hay garantías.”

La realidad es que si no consiguiste el trabajo probablemente no vas a recibir una respuesta del reclutador. No es que ellos están necesariamente mintiendo cuando dicen esto, pero los reclutadores hacen frente a un gran número de candidatos a diario y con frecuencia no tienen tiempo de hacerlo antes de pasar a la siguiente búsqueda/entrevista.

Cómo responder: Una de las mejores maneras de asegurarte de no quedar a la deriva es ser proactivo. Dile al reclutador que lo contactarás en una semana para ver cómo va el proceso y continuar el seguimiento a intervalos razonables hasta que averigües si conseguiste o no el trabajo.

3. Eres perfecto para el trabajo, pero tenemos que terminar de entrevistar a otros candidatos.

Lo que escuchas: “Sólo tenemos algunas formalidades por delante antes de ofrecerte el trabajo.”

Lo que el reclutador está realmente diciendo: “Tenemos a alguien en mente, pero si no podemos cerrar el trato, eres la mejor alternativa.”

El trabajo de un reclutador es cubrir el puesto. Si eres perfecto para el trabajo, entonces el empleador no perderá tiempo y recursos en entrevistar a otras personas. En esta situación, el reclutador es muy probable que esté tratando de evitar que aceptes otra oportunidad, en caso de que la primera opción del empleador no tome el trabajo.

Cómo responder: Pregunta cuál es el tiempo de contratación específico y mantén tus opciones abiertas. Deja que el reclutador sepa cuán interesado estás, pero que vas a seguir yendo a entrevistas y considerando otras ofertas en el ínterin. Nunca se sabe, puede ser suficiente para convencer al empleador que debes ser su número 1.

4. Los empleados aman la cultura de la empresa.

Lo que escuchas: “Este es un gran lugar para trabajar, lo disfrutarás.”

Lo que el reclutador está realmente diciendo: “Sabemos lo importante que es una ‘cool company culture’ hoy en día …”

Así la cultura de empresa sea relajada o tensa, los reclutadores van a tratar de que sea un “argumento de venta” a su favor. La verdad es que puede que sea grandiosa. Pero, aquellos empleados con los que el reclutador habló, que dijeron eso, podrían ser solamente el director de recursos humanos y la alta dirección, que quieren llenar el puesto vacante.

Cómo responder: Haz tu tarea. Utiliza portales como Glassdoor para leer los comentarios acerca de las empresas a las que estás aplicando, y haz las preguntas que consideres acerca de políticas de teletrabajo, oportunidades de desarrollo profesional, y otras específicamente acerca de la cultura “cool” de la empresa, para obtener una imagen completa de la cultura de la organización.

Estas son sólo 4 de las frases que los reclutadores dicen y cómo interpretarlas, pero en el caso de nuestra empresa, buscamos cambiar esa filosofía.