Es probable que hayas pasado por una entrevista telefónica antes de citarte a una entrevista personal. Esto es una buena señal, porque hiciste algo bien para impresionar al empleador, o al menos al reclutador.

Ahora, el punto de quiebre está aquí, porque estás a pocos pasos de la posibilidad de una oferta de trabajo. Pero, antes de que te emociones, debes saber cómo tener una entrevista en persona. Cada empleador funciona de forma diferente, por lo que no te sorprendas si te piden que vuelvas a la oficina más de una vez.

Sea que la entrevista está a cargo de alguien de recursos humanos, del gerente y el personal en el equipo, o del jefe de departamento, los siguientes consejos te ayudarán a tener una entrevista exitosa:

  1. Entender con quién vas a tener la entrevista: Al programar la entrevista por vía telefónica, pide los datos de la persona con quién tendrás la entrevista personal. Esto te dará la oportunidad de investigar al individuo y prepararte mejor para las preguntas y respuestas de la entrevista.
    Por ejemplo, si estás solicitando una posición de IT, y la reunión es con el manager de recruiting, es mejor utilizar un lenguaje general para hablar de los resultados exitosos en los proyectos específicos en los que trabajaste.
    Si, por otra parte, la reunión es con la persona que supervisará tu trabajo si eres contratado, utilizar términos técnicos profundos es razonable. El punto aquí es conocer a tu público para que puedas comunicarte con ellos de manera eficaz. Por lo tanto, asegúrate de chequear sus perfiles en LinkedIn.
  2. Recuerda, no se trata de tí, sino de lo que puedes hacer por el empleador: Cuando hables de ti mismo, deberá ser con el propósito de demostrar cómo tus experiencias y habilidades específicas pueden ayudar a la compañía. Cualquier éxito o logros de los que hables deben apoyar el mensaje de “Esta es la forma en que puedo ayudar a su empresa”. Deberás mantener una conversación equilibrada con el entrevistador, porque principalmente buscan entender cómo encajas en sus necesidades, así que cuanto más puedas entender cuáles son sus necesidades, mejor podrás responder a las preguntas.
  3. Tratar a cada pregunta como si te la hicieran por primera vez: Después de entrevistarte con 2 o 3 personas, o incluso volver a la oficina por tercera vez, puede que empieces a sentir que es repetitivo, especialmente con las preguntas que te hacen. Te preguntarás “¿No he contestado esto ya?” Incluso si ese fuera el caso, no debes expresar ninguna molestia. Debes tratar a la pregunta como si te la hicieran por primera vez, porque la gente del lado del empleador están buscando que respondas con entusiasmo, y puede que estén testeando que la respuesta es coherente con lo que has dicho antes.
  4. Ser puntual y vestirse para la ocasión: Impresionar lleva un gran esfuerzo, pero sólo se necesita un pequeño error para arruinarlo todo. Siempre planificar a futuro para una entrevista de trabajo y realizar los cálculos apropiados en cuanto a la cantidad de tiempo que necesitas para viajar hasta el lugar de la entrevista. Cuando no eres puntual, le das al empleador una impresión negativa. Impresionar a los empleadores también significa vestirse adecuadamente. Si estás siendo entrevistado para un puesto ejecutivo, pero vas a la cita sin saco y corbata, puede ser difícil para el empleador imaginarte en el puesto, incluso si tienes la experiencia y las habilidades para ello.
  5. Haz preguntas y construye una buena relación: Una gran parte de la decisión de contratación se reduce a si le gustas al empleador, y consigues generarle esa sensación de que perteneces a la compañía. Las personas contratan a personas que les gustan, así que mientras impresionas con tus credenciales, no te olvides de dejar que tu personalidad salga. Tu objetivo es convertir a la entrevista en una conversación de 2 vías, en lugar de una fría entrevista que conste solo de preguntas y respuestas formales. La construcción de una buena relación, en parte tiene que ver con el lenguaje corporal y saber qué preguntas hacer.

Estresante y angustioso como es el proceso de entrevistas, preparación es la clave. Investiga antes, y usa una corbata para atar estos consejos para llevar a cabo la entrevista lo mejor posible!

Saludos!

Renzo Montuori