Si estás solicitando un trabajo en línea, entonces tu currículum está casi obligado a pasar por sistemas de seguimiento de candidatos (ATS). Si no estás familiarizado con los ATS, son comúnmente utilizado por los empleadores (en especial medianas a grandes corporaciones) para ayudarlos a controlar y filtrar las aplicaciones y CVs que reciben frente a una posición abierta. En esencia, por ejemplo, ayuda a la contratación de gerentes limpiar los candidatos que no tienen la experiencia y las habilidades necesarias para cumplir con la posición, y destaca los que sí lo hacen.

Los solicitantes que consiguen una alta posición en el ranking del ATS son más a menudo los que van a obtener una llamada para una entrevista. Por desgracia, eso significa que el 75% de los solicitantes quedan fuera de consideración sin que recursos humanos ni siquiera vea su curriculum vitae.

Mientras que el ATS puede ayudar a simplificar el proceso de encontrar al candidato adecuado para la contratación de managers, no siempre reconoce a los mejores candidatos que aplican para el trabajo. Si el solicitante no tiene las exactas palabras clave coincidentes, especificaciones y requisitos introducidos para el sistema en su CV, y si el CV no está bien formateado para que el ATS lo lea, no va a recibir una alta posición en el ranking, y por ende tiene más chances de ser eliminado.

Así pues, siguiendo estas pautas podrás mejorar el ranking de de tu CV en los ATS:

No rellenar con palabras clave. Usa las palabras clave y frases correctas.

Muchos entienden mal, y llenan su curriculum vitae con palabras clave, pero el ATS busca palabras clave y frases específicas que se utilizan en un contexto, no sólo tener un montón de palabras clave. Revisa cuidadosamente la oferta de empleo para entender qué palabras clave y frases son importantes para incluir en tu curriculum vitae, y ponerlo en contexto con otros contenidos.

Enviar un documento de Word, no un PDF.

Hay tips dando vueltas que dicen que es mejor enviar el CV en formato PDF al solicitar un trabajo para que no se pierda el formato, pero cuando estás tratando con un ATS, lo mejor es enviar un documento de Word (*). El ATS busca campos específicos en el CV, y cuando el formato es PDF, puede quedar incapacitado de leer correctamente el contenido. Envía tu CV en formato .doc para que cualquier sistema puede leerlo.
(*) Nota: Una de las ventajas de tener el CV en formato .doc (Word), es que no tendrás que guardar varias versiones diferentes en PDF, dependiendo del trabajo al que apliques. Podrás tener un sólo CV que podrás ser editado cada vez que lo necesites.

Olvídate de usar tablas y cuadros de texto de Word.

El ATS no puede leer tablas y cuadros de texto de Word, así que evita usarlos. Tampoco puede leer tipografías “no comunes”, por lo que será mejor seguir con estilos de fuente bastante tradicionales como Calibri, Cambria, Tahoma, Arial y Times New Roman.

Etiqueta adecuadamente cada sección.

No trates de hacer que tu CV sea único, etiquetando las secciones de tu CV de forma diferente. El ATS no podrá interpretar que “Logros Sobresalientes” en realidad es “Experiencia laboral”, y simplemente pasará por alto toda la sección en la que puede estár la mayoría de la información que indica que tienes las calificaciones para el puesto.

También es ideal exponer la información bajo “Experiencia laboral” de forma “amigable” a los ATS, de la siguiente manera: nombre del empleador, Cargo, Fechas de empleo. Evita comenzar con la fecha de empleo primero, porque eso hará que el ATS lea tu información de manera incorrecta.

Otras etiquetas clave para incluir en tu CV son Perfil o Resumen, Educación, Certificaciones y Afiliaciones. Ten en cuenta que si bien el etiquetado correcto de las secciones es necesario, aún puedes personalizarlo (por ejemplo, “Perfil: IT Networking Engineer”).

Ten cuidado con los acrónimos.

El ATS puede estar buscando siglas o la palabra completa, así que asegúrate de reflejar ambas si no quieres perder el tren. Y si vas a utilizar “/”, que es bastante común en la ámbito IT, tienes que dejar un espacio entre ella y cada palabra (ej: Network / Programación). El ATS no puede leer “Network/Programación” como dos palabras clave separadas.

Es evidente que lograr que tu currículum llegue a destino se ha vuelto más complejo, pero en última instancia, aún debe pasar por un revisor humano. Recuerda que aunque personalices tu CV para el ATS, el contenido tiene que ser legible también para el ojo humano, quién busca ver cómo se puede aplicar tu experiencia y habilidades específicas para el puesto de trabajo.

Fuente: Careerealism