Hay algo que tienes que cambiar si está enviando tu CV, pero nadie responde a la postulación. Hay una serie de factores por los que esto ocurre. La mayoría de las veces puede ser tan simple como no haber seguido las instrucciones cuidadosamente. Otras veces puede ser el resultado de lo que está en tu CV o cómo se presenta la información.

Antes de ponerte a llorar tratando de entender por qué no estás recibiendo llamadas, veamos si alguna de estas causas son las culpables:

  1. No leer cuidadosamente las instrucciones. Algunos empleadores tienen instrucciones específicas sobre cómo aplicar para el trabajo. Cualquier persona que no siga esas instrucciones son descartados, incluso si están calificados. La mayoría de los empleadores reciben más solicitantes de trabajo para revisar de lo que necesitan para cada oferta de trabajo, por eso buscan cualquier razón para eliminar incluso a los candidatos calificados. Revisa la oferta de empleo cuidadosamente para obtener instrucciones específicas. Puede ser tan específica como el asunto del correo electrónico, en qué forma quieren que el currículum sea presentado y en qué formato, así como información adicional solicitada como “Diga tres razones por las que usted ama el trabajo en el campo de XYZ.”
  2. Decir lo que quieres en lugar de demostrar cómo tu experiencia y habilidades se ajustan a la empresa y al puesto de trabajo. La gente que escribe su propio CV tiende a contar su historia. La simple verdad es que al empleador no le preocupa el desarrollo de carrera, sino que sólo quieren saber si puedes cumplir con sus metas de rendimiento. Así que hay que personalizar la carta de presentación y curriculum vitae para abordar específicamente cómo puedes beneficiar a la empresa. En realidad se trata de informar al empleador “Esto es lo que puedo hacer por ti” y por qué. No se trata de lo que quieres y/o necesitas, o al menos ese no es el enfoque que quieres tomar en la carta de presentación y curriculum vitae.
  3. Revelar tu edad. La discriminación por edad está en contra de la ley cuando se trata de contrataciones, pero todavía ocurre. Los empleadores pueden favorecer a los trabajadores más jóvenes frente a los trabajadores de mayor edad, con más experiencia. Si bien es posible que no hayas indicado directamente tu edad en el CV, hay información que puedes quitar. Evita usar una dirección de correo electrónico con números que puedan indicar tu año de nacimiento como JohnSmith1950@… Tampoco es necesario incluir el año en que te graduaste, o hablar de tu experiencia laboral más allá de los últimos 15 años.
  4. Hablar de tus responsabilidades en lugar de tus logros. Mientras que el sistema de seguimiento de candidatos (ATS) se ocupa de tareas y responsabilidades que tuviste en el trabajo buscando palabras clave, el reclutador buscará información que le deje saber lo bien que has realizado el trabajo. Tienes que hacerlo poniendo en relieve tus éxitos y logros.
  5. El CV no ofrece suficiente información para pasar el ATS. Algunos empleadores (especialmente las grandes) están utilizando los ATS para filtrar los solicitantes de trabajo más relevantes. Para lograr obtener un buen ranking, tu CV deberá tener las palabras clave adecuadas y frases para lograr dar con lo que el ATS está buscando. Revisa cuidadosamente la oferta de trabajo de manera que el lenguaje utilizado en tu CV coincida con el que el empleador probablemente configuró al ATS. Para más información sobre los ATS, leer este artículo.

Cualquiera de las razones arriba enumeradas pueden ser el origen del problema por el que no te llaman. Afortunadamente, son rápidos y fáciles de solucionar antes de enviar nuevamente tu CV.