Mientras el año llega a su fin, la atención tanto de los reclutadores como de los solicitantes de empleo tiende a alejarse del proceso de contratación, y concentrarse en los días festivos. ¿Y quién puede culparlos?

Puedes estar tentado de poner en “pausa” tu búsqueda de trabajo durante la temporada de vacaciones, pero si realmente deseas encontrar un trabajo, tienes que mantener viva la búsqueda hasta que te sientes a cenar al son de los villancicos, por lo menos.

Para conseguir un trabajo que ames antes del año nuevo, aquí hay cinco cosas para empezar a hacer hoy:

  1. Preparar una lista de deseos: Es hora de armar una lista de deseos de empleos. Con sólo unos pocos meses para terminar el año 2015, aplicar ciegamente a las ofertas laborales no va a ser constructivo.
    El primer paso para cualquier búsqueda de trabajo exitosa es el desarrollo de una estrategia sólida. Decide en que empresas te gustaría trabajar y qué trabajo te interesan más. ¿En qué tipo de trabajo o empresa te ves? ¿Dónde quieres terminar para enero?
  2. Crear una línea de tiempo realista: Palabra clave, realista. Con el fin de conseguir un trabajo que te va a encantar para el año 2016, es necesario fijar metas que sean alcanzables entre ahora y el año nuevo. Comienza por esbozar lo que te gustaría llevar a cabo cada semana. Por ejemplo, tal vez dediques esta semana a crear tu lista de deseos y adaptar tu currículum y carta de presentación a cada elemento de la lista. Puedes centrarte en aplicar la próxima semana, hacer el seguimiento la semana después de eso, y así sucesivamente.
    Considera la creación de un calendario específico para tus búsquedas de empleo. De esta manera, puedes realizar un seguimiento de las empresas en las que has aplicado hacer el seguimiento, agregando eventos de networking, y entrevistas en un solo lugar.
  3. Usa tu red de contactos: Para mantenerte en línea con tu cronograma de búsqueda laboral, puede ayudarte el conectarte con algún (o todos) los contactos profesional que puedas tener. Estas conexiones pueden informarte de las oportunidades que aún no se anuncian, lo que te puede dar una ventaja sobre la competencia.
    Es más, tus conexiones profesionales también pueden servir como referencia a la hora de una entrevista. WIN-WIN.
  4. y haz nuevos: La temporada de vacaciones significa fiestas corporativas y eventos (es decir, nuevas oportunidades de generar redes). Aprovecha cualquier evento festivo, y de los que están abiertos al público, para hacer nuevos contactos profesionales.
    Asistir a estos eventos te da la oportunidad de conocer y hablar con empleados de la compañía, aprender sobre la cultura de la empresa y ofertas de trabajo actuales, así como también los ayuda a ellos a poner una cara al nombre de tu aplicación.
  5. Estar abierto al trabajo de temporada: Si bien apuntas a trabajar tiempo completo, la contratación indefinida en esta temporada se ve brillante, la temporada de vacaciones también pide empleados de temporada. Si hay una oportunidad de temporada con una empresa en tu lista de deseos, no tacharlo todavía: un 57 % de los empleadores esperan la transición de algunos de los miembros del personal de temporada a tiempo completo, permanentes. ¿Quién sabe? La clave para conseguir el trabajo de tus sueños puede ser empezar en una posición temporal.