En la confección de un Currículum Vitae, es difícil hacer todo bien, y aunque no hay reglas acerca de lo que debe y no debe ser incluidos en el mismo, hay algunas cosas que pueden hacer que tus posibles empleadores te perciban negativamente. En un mercado de trabajo tan competitivo, un desliz puede ser todo lo que se necesita para ser eliminado de la competencia, así que es importante el tiempo que inviertas en el perfeccionamiento de tu CV, teniendo en cuenta qué es lo que los empleadores quieren leer.

Es probable que hayas leído un montón de consejos (incluso en esta misma página) sobre lo que debes escribir en tu CV, pero ¿qué pasa con lo que no debe incluir?

Aquí hay ocho cosas que deberías evitar poner en tu CV, para tener la mejor oportunidad de ser considerado para el trabajo.

1) Objetivo:

En el objetivo, indicas el tipo de trabajo que quieres y lo que quieres lograr. Un montón de plantillas que se encuentran en línea sugieren que incluyas esto; sin embargo, esta información es redundante porque claramente, tu objetivo es ser contratado para la posición que solicitas.

Un breve resumen personal de algunos de tus principales logros y experiencias sería un buen párrafo inicial, y le dará al empleador una idea de lo que les puedes ofrecer, en lugar de lo que buscas.

2) Información personal:

Incluir información personal como tu altura, peso, edad, raza, estado civil, número de hijos no es sólo irrelevante, sino también inadecuado. Es ilegal que un empleador te pida esta información durante una entrevista de trabajo, así que ¿por qué incluirlo en tu currículum?

Si esta información no afecta directamente a tu rendimiento o disponibilidad laboral, no hay necesidad de incluirla.

3) Salario:

Añadir tu historia salarial o remuneración pretendida en el currículum es perjudicial, y puede hacer que tu CV sea pasado por alto. La cuestión del salario se suele abordar durante la entrevista o cuando el empleador decide ofrecerte el trabajo. A menos que estés obligado a incluir esta información, déjalo afuera.

También podría potencialmente cerrar la puerta a la posibilidad de negociar un salario más alto o recibir la oferta posterior, por revelar información sobre los salarios en una etapa tan temprana.

4) Referencias:

Listar tus referencias o poner “referencias disponibles a petición” en tu CV es un desperdicio de espacio. La mayoría de los empleadores no van a comprobar las referencias de sus candidatos hasta después de entrevistarlos. Un empleador te pedirá tus referencias si está interesado ​​en ofrecerte el puesto de trabajo, y se debe proporcionar la información en ese momento.

Dicho esto, siempre asegúrate de que tienes actualizados los detalles de contacto de al menos tres referencias disponibles, por si un empleador te preguntara por ellos en cualquier momento.

5) Enlaces a un blog personal o perfiles de redes sociales:

Si no estás solicitando un trabajo de escritor, no incluyas esta información. Si estás solicitando un puesto creativo, por ejemplo, una posición de diseñador de páginas web, puedes proporcionar enlaces a tu sitio web profesional con tu portfolio, y este sitio web debe estar separado de tu sitio web personal.

Recuerda esto: la mayoría de los empleadores no están interesados ​​en ver fotos tuyas de fiesta con amigos o lo que comiste durante el fin de semana.

Si decide compartir esta información, asegúrate de que se vea tan profesional como sea posible, y no dañarás tus posibilidades de ser considerado para el puesto de trabajo.

6) Falsedades:

Es tentador ‘elaborar’ o exagerar tus habilidades y experiencia al crear el currículum, pero recomiendo siempre escribir lo más cercano a la verdad posible. Los reclutadores a menudo pueden ver a través de los datos falsos, y con frecuencia se realizan verificaciones de antecedentes de los candidatos.

Además de esto, puedes imaginar algo más embarazoso que ser atrapado mintiendo en medio de una entrevista?

7) Los errores tipográficos y/o gramaticales:

Antes de enviar tu Currículum, asegúrate que esté tipográfica y gramaticalmente correjido varias veces, y pide a otras personas que lo miren por tí.

Asegúrate de que tu información de contacto es correcta, o tus posibles empleadores no serán capaces de contactarte. Por otra parte, un CV lleno de errores gramaticales no dará una buena imágen de ti, ya que puede implicar que careces de atención al detalle, o no está tomando la búsqueda de trabajo muy en serio.

8) Imágenes:

No es apropiado incluir tu imagen en tu currículum. A menos que estés solicitando un trabajo de actuación o de modelaje, cómo te veas tiene poco o ningún impacto en tu trabajo.

Además de esto, tener imágenes en tu CV hace que parezca menos formal.

Espero que estos consejos te sirvan en tu próxima búsqueda laboral.

Éxitos!

Renzo Montuori