¿Quién más (aparte de mi) odia contestar preguntas acerca de sus debilidades durante una entrevista?

Todos tenemos claro que no debemos decir nada malo de nosotros mismos durante las entrevistas de trabajo, por lo que muchos postulantes responden a esta pregunta de una manera obviamente falsa… ¿Alguna vez ha dicho “soy un perfeccionista”? ¿o “Yo trabajo demasiado”? Los entrevistadores verán a través de esto, y probablemente volverán a preguntarte lo mismo de otra manera después (si no pierden el interés en ti de inmediato ante la respuesta).

Así que, ¿por qué los entrevistadores preguntan a cualquier solicitante de empleo acerca de su mayor debilidad?

Los Hiring Managers no esperan que puedas decir nada malo de ti mismo (a pesar de que algunos candidatos no son tan reflexivos o estratégicos en la entrevista como deberían ser, y lo hacen). Sin embargo, sí dice mucho de ti…

  • ¿Cómo reaccionas a las preguntas difíciles?
  • Muchos entrevistadores hacen esta pregunta, te preparaste para ella?
  • Cualquiera que sea la respuesta que des, lo que sí da es una idea de lo que eres y tu personalidad.

Las mejores respuestas para “¿Cuál es su mayor debilidad?”

Utiliza una debilidad real que sea también una fortaleza para este trabajo.

Por ejemplo, cuando me entrevistaron para trabajos de ventas, siempre uso la impaciencia como mi mayor debilidad. En mi vida personal, la impaciencia es una verdadera debilidad que me ha causado problemas con mis amigos y familiares que no lo aprecian. En mi trabajo, sin embargo, la impaciencia me hizo ser un mejor representante de ventas. Me llevó a alcanzar los objetivos más rápido que los demás, porque no podía soportar el esperar por el cierre de la venta; siempre estaba presionando y empujando para ver si podía hacer sonar la caja registradora un poco más rápido.

Otra idea: Se puede decir que te sientes frustrado con la gente que no trabaja tan rápido como tu lo haces. Esta es también una cualidad que no es muy entrañable para tus amigos y familiares, pero también dice que tu trabajas rápido y que haces las cosas.

Utilice una debilidad que has logrado manejar.

Otra debilidad mía es que soy muy detallista. En una entrevista, me atrevería a decir que “yo soy naturalmente orientado a los detalles, así que tomo las medidas adicionales de X, Y y Z, pero sin perder demasiado tiempo en ello.” X, Y y Z podría ser un programa, recordatorio, o algún tipo de sistema que tiene cualquier problema. Yo personalmente creo que esto es una mejor respuesta que una debilidad que ya has superado (“Yo solía ser X, pero ya no”). Si ya lo has superarlo, ya no es tu mayor debilidad, ¿verdad? Pero una debilidad que manejas con herramientas o soluciones creativas les dice que eres consciente de tí mismo, proactivo, y dispuesto a abordar un problema.

No utilices una debilidad que hayas superado y que no te genere problemas.

Dar como respuesta una debilidad ya superada parece un poco deshonesto, porque ya no es tu mayor debilidad.

Para redondear, deberías decir algo que, o bien te ayuda a hacer bien tu trabajo, o que no te causa un problema en tu desempeño laboral. Pensando en la pregunta acerca de tu “mayor debilidad” de esta manera requiere que seas un poco más creativo y estratégico, pero tu entrevista será significativamente mejor si preparas tu respuesta. Tiene el poder aquí. Úsalo bien.