Hablar de tu jefe anterior con tu jefe potencial en una entrevista de trabajo puede ser complicado.

Aquí hay 4 preguntas que te podrían hacer de un jefe anterior junto con grandes respuestas.

  1. ¿Ha tenido dificultades para trabajar con un supervisor o gerente?
    Todos sabemos que no debemos responder a una pregunta de la entrevista negativamente, pero ¿qué hacer cuando una cuestión práctica exige una respuesta negativa? No seas negativo. Dirá más acerca de tu actitud que de la relación con tu antiguo jefe. Si de verdad puedes decir que nunca has tenido problemas, entonces dilo. Si no es así, dar una respuesta neutral o positiva, como por ejemplo: “En mi primer trabajo, tuve un pequeño problema. Yo no sabía lo suficiente como para colmar las expectativas antes de empezar, y terminó siendo un problema. Alguien con más experiencia que yo me aconsejó hablar con mi jefe acerca de lo que estaba ocurriendo. Eso resultó ser lo mejor que podría haber hecho, porque aclaramos el aire y pudimos avanzar. Resultó ser una gran lección para mí sobre la importancia de una comunicación clara desde el principio”.
    Una respuesta como ésta es una muy positiva. No echa culpas al jefe, y es muy fácil identificarse. ¿Quién no ha tenido problemas por la falta de comunicación o expectativas poco claras? Lo más importante, esta respuesta le dice lo que has aprendido de él y cómo llegaste a ser mejor como resultado de esa experiencia.

  2. ¿Quién fue tu mejor jefe y quién era el peor?
    Cuando se habla del mejor jefe, una gran respuesta se centrará en lo que has aprendido de esa persona que te ayudará a tener éxito en este nuevo trabajo. Por ejemplo: “He tenido algunos grandes jefes de los que he aprendido mucho. Uno en particular era…” y entonces puedes hablar de una habilidad, un buen hábito, o alguna otra cosa que contribuya a tu éxito en este nuevo trabajo.
    Cuando se habla del peor jefe, debes mantener una actitud positiva. Lo más que puedas, evita específicos con esta respuesta y concéntrate en comunicar que eres adaptable a una amplia variedad de personas. Puedes decir algo como: “Una vez tuve un jefe que fue contratado después de haber estado trabajando allí por un tiempo, y nuestros estilos de comunicación eran muy diferentes. Me llevaba bien con él, y tuve éxito en mi trabajo, pero no era fue como otras relaciones que he tenido con otros managers.” Usted no está hablando mal esta persona, y haces notar que fuiste capaz de llevarte bien y tener éxito.

  3. Hábleme de un momento en el que no estuvo de acuerdo con su jefe sobre cómo se debería hacer algo.
    Probablemente nadie que haya trabajado en la historia estuvo de acuerdo en un 100% con el jefe en la forma en cómo todo debe hacerse. Esta es una buena oportunidad para explicar cómo puedes ser diplomático y respetuoso, y presentar una idea sin agredir otra persona.
    Una gran respuesta puede sonar algo así como: “Mi jefe tomó la decisión de avanzar en algo que pude ver que nos causaría muchos problemas en el futuro. Por lo tanto, acudí a él y le dije acerca de mis preocupaciones, junto con algunas ideas alternativas. Valoró que llegara con soluciones bien pensadas, y terminó implementando una de mis ideas. Todo salió bien, y conseguimos los resultados deseados”.
    Cada vez que cuentes una historia, asegúrate de terminar con los resultados que obtuviste. Esto es importante para los responsables de contratación.

  4. ¿Qué diría tu anterior jefe acerca de las áreas en las que necesitas más desarrollo?
    Esta es otra versión de “¿Cuál es tu mayor debilidad?“. La mejor respuesta a esta pregunta (como en cualquier pregunta acerca de tus debilidades) es dar una respuesta que es claramente una debilidad, pero que no dañará tu rendimiento en el trabajo en esta nueva posición. Por ejemplo, yo estaba en ventas, por lo que la impaciencia fue siempre mi debilidad. La impaciencia es un problema en mi vida personal (sólo hay que preguntarle a mis hijos), pero me conduce a hacer la venta.
    Si tu jefe actual será una de tus referencias, habla con él o ella antes y asegúrate de que ambos transmitan el mismo mensaje.