Si alguna vez has estado en una entrevista laboral, sin dudas tuviste que responder a la pregunta “háblame de ti mismo”. Es tan común que a menudo se descuida durante nuestra preparación para la entrevista. Sin embargo, podría decirse que es la pregunta más importante de la charla, ya que establece el tono para el resto de la entrevista.

La forma en que responde a esta pregunta determinará el éxito de la entrevista y en última instancia, si conseguirás o no el trabajo. No te preocupes demasiado: el entrevistador está de tu lado y quiere que te contraten (quieren más que nada que puedas ocupar ese puesto, para dejar de pasar horas revisando currículums y haciendo entrevistas).
Si puedes responder con éxito a esa pregunta, tus posibilidades de conseguir el trabajo se multiplican por diez. Contesta mal, y habrás perdido la oportunidad y/o posiblemente los hagas dudar de que eres la persona que están buscando.

Al responder a esta pregunta, hay dos reglas que usted debe considerar:

  1. NO cuentes la historia de tu vida.
  2. SOLO comparte información pertinente.

La primera regla es bastante fácil de seguir. Cuando el entrevistado no está preparado, a menudo recurre a narrar la historia de su vida. El entrevistador no quiere ni necesita saber lo que te ha ocurrido desde la infancia, ni él/ella quiere saber los nombres de sus mascotas o sus géneros cinematográficos preferidos.

El entrevistador quiere saber acerca de la segunda regla, pero esto plantea otra pregunta: “¿Qué es considerado información pertinente que deba compartir, y cuánto debería decir?”

Para responder con eficacia, tu respuesta debe ser dividida en cinco categorías.

  1. Logros profesionales recientes
  2. Logros académicos
  3. Habilidades aplicables al puesto
  4. Objetivos ó metas profesionales
  5. Razones del interés en la compañía.

A menos que sea necesario, trata de no emplear más de 30 segundos por categoría. Eso te da una sólida presentación de 2 minutos y 30 segundos para empezar con el pie derecho. Trata de no tardar menos de dos minutos, o más de 3 minutos.

Si lo haces bien, tendrás el camino allanado. Veamos cada sección individualmente, y a su vez lo que es importante en cada una, y qué errores comunes deben evitarse.

1. Logros profesionales recientes

Que NO hacer: 

  • recitar tu currículum
  • dar rodeos alrededor de tu experiencia
  • mencionar los logros que no están diréctamente relacionados con la posición

Dudar durante la respuesta le dice al entrevistador que no estás preparado y no puedes manejarte bien en una situación no estructurada. Una respuesta de largo aliento también revelará su falta de confianza hacia un empleador y puede disminuir sustancialmente tus posibilidades de conseguir el trabajo.

SI debes hacer: 

  • tener bien claros 3 a 5 logros profesionales antes de la entrevista
  • mencionar logros que se relacionen con la posición a la que estás aplicando
  • practicar, practicar, practicar…

La mejor manera de sonar seguro y confiado en una entrevista laboral, es practicar tus respuestas frente a un espejo. Planea tus respuestas y elige cuidadosamente los puntos clave que quieres discutir en cada categoría. Esto quiere decir que debas planear tus respuestas palabra por palabra. En lugar de eso, escribe una lista de los logros y practica hasta que puedas improvisar sobre cada uno de manera natural.

2. Logros académicos

Que NO hacer: 

  • ahondar demasiado si ya eres un profesional con experiencia
  • divagar sobre tu tesis
  • recitar la lista de cursos a los que asististe

Si ya tienes una amplia experiencia profesional, no te preocupes por acortar sus logros educativos. El entrevistador no quiere oír cada curso que tomaste en la universidad. Los empleadores quieren saber más sobre los proyectos de los cursos y los conocimientos que obtuviste de ellos.

SI debes hacer: 

  • explicar cómo las habilidades y el conocimiento que has adquirido pueden ser utilizados para satisfacer los requerimientos de la posición
  • sólo referirse a las actividades extracurriculares en las que hayas adquirido habilidades de liderazgo
  • explayarte en proyectos grandes en los que hayas trabajado

La mención de tus roles de liderazgo dentro de tus actividades extracurriculares es una gran manera de relajarte un momento hablando sobre tus aficiones e intereses personales. Aunque no debes exponer abiertamente tus pasatiempos, se puede usar (con cuidado) algunas referencias a tu vida privada que puedan individualizarte, hacerte más recordable, e incluso hacer que el entrevistador te haga preguntas más personales, haciendo la entrevista más informal y menos estresante.

3. Habilidades aplicables al puesto

Que NO hacer: 

  • listar cualquier habilidad que puedas tener (andar en bicicleta, salvo que apliques para repartidor, no es relevante)
  • hablar acerca de habilidades que no están relacionadas con la posición
  • mentir acerca de tus habilidades

Mucha gente tiene la costumbre de mentir acerca de sus habilidades o exagerarlas durante una entrevista laboral. Este es un GRAN ERROR. El empleador va a descubrir que mentiste, y nada bueno saldrá de eso.

SI debes hacer: 

  • preparar de 2 a 4 habilidades relevantes
  • discutir o exponer sólo aquellas que hacen a tareas relacionadas con el puesto
  • explicar cómo adquiriste esas habilidades

Es una buena idea mencionar de qué manera obtuviste tus habilidades en lugar de listarlas. Esto permitirá que el entrevistador se haga a la idea de cómo fueron utilizadas en el pasado.

4. Objetivos ó metas profesionales

Que NO hacer: 

  • discutir metas personales (comprar una casa propia, tener hijos, etc)
  • dar la impresión de no tener metas profesionales
  • mencionar metas que no serás capaz de alcanzar con la compañía

Asegúrate de mantener la discusión dentro de los objetivos de carrera y no los personales de tu vida. Si no tienes metas claras, puedes dar la impresión de que no eres una persona orientada a objetivos.

SI debes hacer: 

  • mencionar metas que la compañía puede ayudarte a lograr
  • hablar de metas que demuestren que eres una persona que piensa hacia el futuro
  • demostrar que quieres construir una carrera estable

Los empleadores buscan candidatos que estén interesados en una carrera estable a largo plazo. Si tus objetivos carecen de dirección clara,reflejará que puede que no quieras quedarte mucho tiempo en la compañía.

5. Razones del interés en la compañía

Que NO hacer: 

  • hablar sólo de la remuneración
  • decir que sólo quieres un trabajo
  • mencionar que quieres trabajar en la compañía por la comodidad (cercanía geográfica)

Ten MUCHO CUIDADO de las palabras que uses en esta parte. Si sólo muestras interés en la paga o en la conveniencia de transporte, podrás dar lugar a pensar que no te dedicarás realmente a ayudar al éxito de la compañía.

SI debes hacer: 

  • explicar de qué manera la compañía puede ayudarte a alcanzar tus metas
  • expresar interes y admiración por el saludable ambiente laboral
  • expresar que podés verte en la compañía en el largo plazo

Los empleadores buscan candidatos que estén interesados en una carrera estable a largo plazo. Si tus objetivos carecen de dirección clara,reflejará que puede que no quieras quedarte mucho tiempo en la compañía.

Si sigues estos consejos. responder a la tan mentada pregunta será cuestión de minutos, con aplomo y sencillez. Una respuesta segura impresionará al entrevistador y te asegurará una entrevista sin problemas.

Éxitos!

Renzo Montuori