La comunicación es una competencia muy valorada en las empresas, es importante la comunicación intrapersonal como la interpersonal, pero obviamente se valora más en el ámbito laboral que seamos buenos comunicadores a nivel interpersonal. El desarrollo de habilidades comunicativas es imprescindible conforme uno avanza jerárquicamente en la empresa, más valiosa se vuelve esta competencia que se hace imprescindible si de dirigen personas o equipos.

Aunque somos seres comunicativos, esta es una habilidad que se puede entrenar y mejorar de diversos modos, uno de ellos es el coaching, pues en todo proceso comunicativo influyen creencias, valores y  modos de comprender la realidad que influirán en la calidad de la comunicación que mantenemos con los demás.

Escucha Activa

Esta es una de las principales habilidades que son necesarias para que hablemos de una buena comunicación, no puede existir una comunicación de calidad si no somos capaces de escuchar de forma activa a otros. La escucha activa requiere contemplar y tener en cuenta muchos aspectos distintos.

Para poder escuchar activamente debemos hacer uso de un concepto que muchos confunden: estar presentes. Sé que puede sonar redundante, pero pese a que siempre estamos en el momento presente, no siempre estamos mentalmente en presente. Puedes estar hablando con alguien y ponerte a pensar en todo lo que tienes que hacer, ahí estarías en futuro. También puedes estar hablando con alguien y que te digan algo que te recuerde a algo que pasó en un momento anterior de tu vida, por lo que ahí en ese preciso momento estarías en pasado.

¿Qué significa estar presente?

Significa que nuestra mente, energía y cuerpo están centrados exclusivamente en lo que está pasando en ese preciso momento. Al hablar de comunicación, estaremos presentes para otro cuando nos concentramos en escuchar con atención cada palabra que dice, el tono en el que lo dice, que postura tiene, que gestos hace (comunicación no verbal), el nivel de energía que tiene la otra persona, su estado emocional, etc.

¿Qué implicaciones o beneficios tiene la Escucha Activa?

La principal implicación que tiene es el poder llegar a comprender mejor el mensaje que el otro trata de transmitirnos, además nos permite llegar a observar lo que se llaman microgestos, pequeños movimientos faciales o corporales que son significativos y nos aportan mucha información sobre la otra persona de modo que podemos saber si está incomoda o algo de lo que está diciendo le motiva o por el contrario le desmotiva.

Cuando hablamos con compañeros de trabajo o con las personas de nuestro equipo, es importante llegar al máximo nivel de comprensión de la otra persona. Cuanta mayor es nuestra escucha activa mayor es la calidad de la conversación que mantenemos con el otro. Con lo que el beneficio principal de escuchar activamente a otro es una mejora en la comunicación y en la relación con la otra persona.

Además, es algo que se percibe, tus compañeros, jefes y colaboradores notarán un cambio radical si comienzas a poner esto en practica. Sentirnos escuchados es una fuente de reconocimiento, respeto y cariño, pues implica que somos lo suficientemente importantes para que el otro nos escuche con atención.

El beneficio adicional por lo tanto es una mayor motivación en el otro, sensación de pertenencia, importancia y reconocimiento que se puede convertir en fidelidad y satisfacción hacia ti, la empresa, su puesto, etc.

Consejo final: aunque supone un gasto de energía, porque no estamos acostumbrados, la practica hace al maestro y aunque al principio sientas que te cuesta hacerlo conforme practiques te será más fácil de llevar acabo.

Suerte!

Renzo Montuori