Si estás en busca de empleo, ser parte de LinkedIn es un deber. No sólo podrás encontrar ofertas recientes y relevantes del trabajo, sino que también abre la oportunidad para que los empleadores y reclutadores te encuentren, para que puedas hacer una investigación sobre la empresa y los individuos específicos dentro de la organización, y para la creación de redes.

La mayor parte de los ingresos de LinkedIn provienen de los reclutadores que lo utilizan como una fuente importante para la búsqueda de talento, y querrás asegurarte de que estés bien arriba en sus búsquedas, como así también de que tu perfil de LinkedIn es convincente y hace que la gente quiera ponerse en contacto contigo. Como el encabezado es lo primero que la gente va a ver, aquí hay algunos consejos sobre cómo optimizarlo.

  1. No dejes que por defecto sea tu puesto de trabajo actual y compañía: Cuando no cambia manualmente el Encabezado en LinkedIn, el sistema pone por defecto el nombre de título en tu actual/último trabajo y el empleador. Mientras que por un lado está bien dejarlo así, sobre todo si tienes un puesto de trabajo que se explica por sí mismo y con un empleador que es reconocido, puedes obtener mejores resultados cuando te tomas tiempo para personalizarlo.
    Presenta un titular que sea relevante para tu público objetivo, mientras haces tu declaración de marca personal. La diferencia es un titular que dice: “Ventas y Marketing en Compañía XYZ” vs. “Ejecutivo de Ventas y Marketing para una compañía dentro de las Fortune 500”. Este último encabezado hace un mejor trabajo informando a otros de lo que hace esta persona, para quiénes lo hace y en qué campo.
  2. Presentar tu punto de venta: Su encabezado de LinkedIn necesita tener una propuesta de valor que te hace destacar. ¿Qué es lo que te hace destacar entre alguien que puede mantener habilidades y experiencia similares? Eso es lo que hay que pensar.
  3. Condimenta tu encabezado con palabras clave: Si quieres que tu perfil aparezca entre los primeros resultados de búsqueda, tiene que tener las palabras clave relevantes que otros están buscando. Determina las palabras clave que los reclutadores buscarán y asegúrate que están allí. De hecho, con la palabra clave varias veces aumenta tu ranking.
    Si un reclutador está buscando talento para ocupar un puesto de ventas en una compañía farmacéutica que vende medicamentos contra el cáncer y tu encabezado dice “Profesional de Ventas,” probablemente tu perfil va a aparecer mucho más abajo en los resultados de búsqueda que alguien con un encabezado que da en el clavo con algunas de las palabras clave.
    Un buen título podría ser: Ejecutivo de Ventas | Pharmaceutical Sales Rep, con más de 10 años de excelencia en rendimiento de ventas. Como podrás ver, la palabra “venta” se menciona varias veces.
  4. Sé creativo. Sé memorable. Al igual que los anuncios creativos, un titular que está escrito de forma creativa y que es memorable atraerá a otros a querer saber más acerca de ti. Trabaja para lograr algo poderoso y único.

Una de las principales batallas que los postulantes tienen en LinkedIn, es lograr que otros miren su perfil, pero con un encabezado personalizado que habla con la audiencia a la que se quiere llegar, obtendrás resultados. El encabezado permite sólo 120 caracteres, pero eso es tu oportunidad de conectar a otros con tu perfil.

Para obtener más consejos, puedes ver también “10 tips para renovar tu perfil de LinkedIn