El mercado de ofertas de trabajo ha cambiado significativamente en los últimos 20 años, y con él también lo han hecho los métodos de contratación de los empleadores. Tradicionalmente, la mayoría de las contrataciones se han concretado utilizando medios como periódicos, publicaciones relacionadas con la industria, reclutadores y páginas de empleos. Sin embargo, desde el advenimiento de las redes sociales, las herramientas “sociales” han transformado el enfoque del reclutamiento, y ahora son la fuente primaria de nuevas contrataciones tanto para empleadores como para reclutadores por igual.

La capacidad de investigar un mercado de candidatos y lograr las contrataciones deseadas diréctamente, es un enfoque que los reclutadores realmente aman, ya que ven que producen muy buenos resultados. Si bien esto no significa que debas dejar de revisar las bolsas de trabajo y publicaciones de la industria, es cada vez más importante que también incorpores una estrategia social en tu búsqueda de empleo y trabajes en la gestión de tu marca personal.

Las cuatro principales redes en las que necesitas tener presencia (en mi opinión) son LinkedIn, Google+, Twitter y Facebook. Sin embargo, también vale la pena tener en cuenta cualquier red social o foros donde publiques información personal, y configurar un perfil que pueda ser consultado públicamente. Los reclutadores en estos días están utilizando ‘People aggregators’, que son esencialmente motores de búsqueda especializados, lo que les permite buscar a los candidatos potenciales en cientos de sitios. Con esto en mente, asegúrate de mantener tus perfiles seguros para el trabajo y adaptado a su respectiva función o industria.

En este post, voy a cubrir los principales beneficios de unirse a las “cuatro grandes” redes sociales para ayudar a mejorar tus capacidades de búsqueda de trabajo. Ten en cuenta que al igual que cualquier estrategia de búsqueda de empleo, el mantenimiento de una presencia en una red social puede tomar algún tiempo y te toca decidir dónde quieres pasar el tuyo.

linkedin_logo

En mi opinión, tener presencia en LinkedIn es el primer paso, esencial en el mundo de la búsqueda de trabajo social. En el Reino Unido solamente, hay 13 millones de usuarios de LinkedIn y la mayoría de las empresas de ese país tienen una presencia corporativa en esa red. En el pasado, LinkedIn fue visto principalmente como un repositorio en línea de CVs. Sin embargo, en el último par de años se reposicionó como un sitio que funciona conectando individuos, reclutadores y empleadores.

Una investigación reciente de Econsultancy sugiere que LinkedIn es ahora responsable de 64% de las visitas a sitios web corporativos comparado con otras redes sociales. Eso es una estadística sorprendente, y realmente muestra cómo la presencia de una empresa en LinkedIn les está ayudando a atraer la atención de los candidatos.

La mayoría de las corporaciones que están presentes en LinkedIn tienen una licencia pro de LinkedIn, o acceso al LinkedIn Recruiter, lo que les permite buscar a través de todos los miembros de la red. Incluso si no estás buscando trabajo en este momento, tener una actualizada y detallada presencia LinkedIn significa que los empleadores puedan encontrarte y así pueden llegar a ti  y eventualmente contactarte si te ajustas a alguna de sus vacantes actuales.

Cómo ayudar a los empleadores a que te encuentren en LinkedIn

Para asegurarte que los empleadores en busca de candidatos con sus habilidades puedan encontrarte, necesitas asegurarte que tienes esas capacidades que están buscando listadas en tu perfil. Para ello, sugiero probar un poco de “Ingeniería Inversa”.

El primer paso es encontrar algunos puestos de trabajo en los que podrías estar interesado en postularte en el futuro. Una vez que hayas hecho esto, explora los tipos de habilidades y las palabras clave que usan en la oferta de empleo. Esto es esencialmente una receta para obtener los ingredientes que necesitas poner en tu perfil de LinkedIn.

  1. Empezar por las palabras clave; a menudo los empleadores usarán una variedad de palabras clave similares que describen lo que están buscando. Si esto ocurre, asegúrate de reflejar esto en tu perfil de LinkedIn.
  2. En segundo lugar, tendrás que incluir las habilidades adecuadas en la sección específica. El objetivo general es asegurar que cada vez que estes a la altura de un puesto de trabajo que un reclutador está buscando cubrir, tu has escrito tu perfil de una manera que maximiza tus posibilidades de aparecer como candidato ideal.

Únete a grupos y agrega conocimientos a las discusiones que haya allí

Otra estrategia para atraer la atención de los empleadores o reclutadores es unirse a grupos relacionados con el rubro, u organizados por las compañías en las que te gustaría trabajar. Busca discusiones donde sientas que puedes agregar información útil para mostrar a los empleadores que sabes del tema. Si esto conduce a un enfoque directo o simplemente te ayuda a conseguir entrar en su radar, es sin duda un paso para ayudar a tus esfuerzos de búsqueda de empleo. En cuanto a los perfiles de otros miembros del grupo también puede desencadenar que chequeen tu perfil, a través de “gente que ha visto mi perfil”, función que en LinkedIn muchos reclutadores revisan regularmente para candidatos y clientes potenciales.

Google-Plus-Logo

Una vez que hayas creado tu perfil de LinkedIn, te sugiero replicar esto en tu perfil de Google+. El principal beneficio de tener un perfil de Google+ es que rankean muy alto en las búsquedas de Google. Esto te permitirá obtener una buena posición en lo alto de las búsquedas de Google, lo que es particularmente útil si un posible empleador te Googlea para tener algo más de información sobre ti. Tu perfil de Google+ tendrá mayores posibilidades de aparecer por encima de otros sitios o perfiles, asegurándote que verán una representación profesional de ti mismo, en lugar de mostrar datos no favorables o perfiles de otras personas con nombres similares.

Usa “Círculos”

Google+ también tiene algunas características útiles que se pueden utilizar cuando creas redes. Encuentra empleados y encargados de tomar decisiones de contratación que ya trabajan en las empresas objetivo y agrégalos a un círculo determinado. Una vez hecho esto, serás capaz de empezar a involucrarte en las discusiones o comentarios sobre su contenido. Si se hace bien, esto te ayudará a atraer su atención, tanto si supone una oportunidad o ayuda cuando la oportunidad finalmente aparece.

Twitter

Twitter ofrece una de las maneras más fáciles de establecer contactos con posibles empleadores. La mayoría de las organizaciones tienen presencia en Twitter, al igual que sus reclutadores. Antes de empezar a seguirlos, es una buena idea crear un perfil que muestre tu interés en el área en la que estás tratando de conseguir trabajo. Usa palabras clave relevantes en tu biografía para mostrar tu especialidad y sigue a otros profesionales y organizaciones pertinentes al sector o industria objetivo.

Seguir y establecer contacto con empleadores y tomadores de decisiones

Una vez que se has construido una reputación, empieza a seguir a empleadores y tomadores de decisiones y haz un seguimiento de sus actividades, cultura corporativa y oportunidades por venir. De vez en cuando, es posible que publiquen contenido que te permita participar con ellos, ya sea por retuit, favorito, o añadiendo un comentario que lleve a una conversación. Que esto se transforme en un hábito regular, permitirá que te integres en conversaciones y generes interés en tu persona.

Facebook-Logo

Mientras que Facebook no es el primer lugar que te viene a la mente cuando piensas en una búsqueda de empleo, tu perfil puede ser visto por los reclutadores que utilizan ‘People aggregators’. Además, a menudo es el primer lugar en el que los empleadores se anuncian con el fin de llegar al destino demográfico al que apuntan. Completa tu historial de trabajo, educación y la información sobre las habilidades profesionales en tu perfil de Facebook para que los anuncios relevantes te aparezcan y para que aparecer en los resultados de búsqueda de Facebook.

Dale “Me gusta” a las páginas de potenciales empleadores y participa en las publicaciones

Como en LinkedIn, Google+ y Twitter, es posible conectarse con las páginas de los empleadores dando “Me Gusta”. Esto puede mostrarle al potencial empleador que estás interesado en lo que están haciendo y que estás manteniéndote al tanto de cualquier novedad. También permitirá que puedas participar con su página, siempre y cuando haya algo que puedas agregar o comentar al respecto. Por lo tanto, no descuentes a Facebook como una herramienta de cambio de carrera.

Espero que estos consejos ayuden a los reclutadores y empleadores a encontrarse contigo, y te den la oportunidad de impresionarlos en cuanto puedas interactuar con ellos. Las redes sociales te dan la oportunidad de manejar tu marca y conectarte con los que pueden ayudarte en tu carrera.

La pregunta es, ¿puedes permitirte no tener una presencia en las redes sociales?