Por cada 10 años que has estado trabajando, puedes agregar una página a tu CV, de acuerdo al jefe de RR.HH de Google, que ha revisado más de 20.000 CVs.

Si ahora estás mirando tu CV, preguntándote cómo reducirlo a la longitud adecuada, he aquí algunas preguntas cruciales que puede hacerte para lograrlo.

  • ¿Se relaciona esto con la descripción del puesto?
    Hay una forma muy sencilla de asegurarse de que tu CV se adapta al puesto que estás solicitando. En primer lugar, imprime la descripción del trabajo, junto con tu CV. A continuación, resalta todo lo que en tu CV se alinea con una habilidad o requisito en la descripción. Todo lo que esté resaltado? Debe quedarse. (Y si no resaltas por lo menos dos tercios de tu currículum, eso es una señal de que necesitas customizarlo mejor para la posición.)
  • ¿Había gran responsabilidad dentro de la función?Cuanto más trabajas, más fácil es agregar responsabilidades importantes a tu curriculum vitae. No es que llevar la agenda tu jefe no es importante, pero es cada vez menos importante cuando empiezas a compararlo con el resto de tus logros y responsabilidades. Básicamente, si la responsabilidad no es tan emocionante o impresionante como las demás, puedes quitarla.
  • ¿Está en otra parte de mi curriculum vitae?
    Asegúrete de no estar siendo redundante. Si estás tratando de maximizar espacio, no es necesario incluir logros o responsabilidades iguales bajo dos posiciones. En su lugar, deberías ponerlo bajo la más reciente posición, ya que la regla dice que cuanto menor sea el tiempo que has pasado en un trabajo, más descripción merece. También puedes incluir una habilidad relevante bajo la sección de calificaciones para aparecer en las búsquedas correctas.
  • ¿Podría hacer algo similar en mi próximo puesto?
    A veces, tu experiencia de trabajo todavía no es totalmente relevante, pero aún así vale la pena incluirla. Por ejemplo, si eres un reclutador tratando de hacer una transición a la oficina comercial de la compañía, y en tu puesto actual constántemente alcanzas o superas tus metas de reclutamiento, no sólo es impresionante, sino que también muestra que sabes cómo vender un producto (en este caso, la propia compañía). No hay duda de que debe estar en tu CV. Para hacer que la conexión sea muy evidente para la persona que lea tu CV, puedes incluir una línea en tu carta de presentación que diga: “Quisiera aplicar las habilidades que aprendí atrayendo a los mejores talentos, en atraer clientes valiosos para su empresa.”
  • ¿Es realmente impresionante?
    Hay algunos logros, reconocimientos o habilidades que debes tener en tu currículum, simplemente porque te hacen ver muy, muy bien. ¿Qué entra en esta categoría? Escribir para ésta página, y manejar las publicaciones en redes sociales de la firma, en mi caso, es importante, y está en mi CV. Por otra parte, tal vez hables cinco idiomas con fluidez (énfasis en fluidez). Incluso si estás solicitando un puesto que sólo requiere Inglés, ser multilingüe dice mucho de tu curiosidad intelectual. También puede entrar en esta categoría: voluntariado extenso, experiencia hablando en público, momentos en los que has ahorrado a la empresa una gran cantidad de dinero, o cualquier cosa que pudiera hacer que alguien se sorprenda gratamente.

En pocas palabras: Si hay algo que en tu currículum que no te haga decir sí a una (o más) de estas preguntas, puede ir. Vas a tener un curriculum vitae que es más corto, más impresionante, o ambos.