Son muy habituales los libros, películas y casos reales en los que podemos ver reflejados temas como el liderazgo, el trabajo en equipo, etc. En esta ocasión traigo como ejemplo una escena de la película Iron Man 3 para aprender cosas sobre trabajo en equipo.

Una de las primeras conclusiones que podemos extraer es que ante situaciones realmente extremas podemos llegar a sacar lo mejor se nosotros mismos. Es evidente que estamos tomando como ejemplo una película y no la vida real, pero muchas veces las empresas también atraviesan situaciones de “vida o muerte” para ellas.

Una de las cuestiones que debería plantearse un buen líder, sería el asegurarse de que todos tengan claro la importancia de dicho trabajo o tarea a realizar en equipo. Hay muchas ocasiones en las que los equipos desconocen la gravedad de no dar el 100% en un proyecto por no decirles claramente las implicaciones del mismo para la empresa. En los tiempos que corren hay muchos que no dudarán en hacer un esfuerzo extra para salvar sus trabajos.

Como en la naturaleza, podremos encontrarnos con ratas que huyen del barco que se hunde, pero el ser humano suele ser colaborador y capaz de trabajar en equipo para conseguir un bien u objetivo que de otro modo no sería posible. Para evitarlo es importante hacer creer a cada miembro del equipo que su papel es imprescindible para lograr el éxito.

Siguiendo con Iron Man, vemos cómo les explica brevemente la tarea a realizar (cadena de monos), es obvio el peligro que todos están viviendo por lo que en este caso no habría que hacer hincapié en la importancia de trabajar en equipo.

El saber que la vida de un compañero está en nuestras manos y que la nuestra está al mismo tiempo en manos de otro compañero es la mayor sensación de importancia que un miembro puede tener en el equipo al que pertenece. Pese a la dificultad de la caída, el miedo, ansiedad, etc. todos tratan de hacer lo mejor posible su parte, agarrar al otro con fuerza.

En muchos equipos de trabajo falla el motivo individual (motivación, objetivo individual…), un buen líder debe velar porque todos participen en la consecución objetivo y debe asegurarse de que cada miembro se sienta no solo parte del equipo, sino como un miembro imprescindible al igual que el resto. Recalcar que todos son importantes e imprescindible en la misma medida les ayuda a involucrarse más en la consecución del objetivo.

En las empresas también hay miedos, inseguridades y agobios que pueden afectar al equipo, no siempre son visibles para el líder como si lo son en la película de Ironman peropueden afectar del mismo modo tanto si el líder loa detecta como si no, por eso hay que estar pendiente de de las señales que puede enviar cada miembro para recoger a todos los miembros sin importar la dificultad o malestar de dicho miembro.

Es cierto que en la película hablamos de un súper héroe y por lo tanto consigue salvar hasta el miembro más alejado y quizá para algunos “prescindible”. Hay que demostrar que no se va ha abandonar a nadie, pues de no tener confianza y seguridad en que el líder estará ahí los miembros pueden dejar de involucrarse tanto y con ello el riesgo de no alcanzar el objetivo del equipo crece.

Saludos,

Renzo Montuori