¿Crees que tu jefe es malo? Yo creo que tienes suerte que uno de estos no sean tu jefe. Aprovechando la temporada de premios, he buscado a algunos de los peores en los jefes del cine hasta la fecha y hay algunos individuos realmente peculiares. Afortunadamente, la mayoría de ellos son sólo personajes de ficción, así que espero que nadie tenga que trabajar para cualquier de ellos, aunque sin embargo, me temo que deben estar inspirados en alguien…

A los que son jefes, tomen nota, se trata de una guía de cómo no comportarse. Después de todo, por lo general reciben su merecido al final!

10. John Ammer – Click
John Ammer, interpretado por David Hasselhoff, es posiblemente uno de los más odiosos jefes de pantalla. Él toma a su empleado leal, Michael Newman (Adam Sandler), y lo tiene corriendo en círculos alrededor de él como a su propio esclavo personal, lo encadena a lo largo de los años a la esperanza de una promoción y luego da el trabajo a otra persona. Está bien, con la ayuda de la magia, Michael llega a dejar en ridículo a su jefe sin que él llegue a saberlo.

9. Bobby Pellit – Horrible Bosses
Ok, es como que no hace falta decir que todos los jefes en esta película son bastante malos, de ahí el título. Pero Pellit, interpretado por Colin Farrell como nunca lo has visto antes, está en otro nivel. Este sórdido adicto a la cocaína toma el control del funcionamiento de la empresa química de su padre después de su muerte súbita y el futuro de la compañía está amenazada debido a su incompetencia y total apatía hacia el negocio. Él es, de hecho, un mal jefe de tal manera que pronto se convierte en el objetivo de un complot de asesinato entre un grupo de amigos.

8. Margaret Tate – The Proposal
Andrew Paxton (Ryan Reynolds) es un asistente tranquilo y trabajador de su jefe Margaret Tate (interpretada por Sandra Bullock) y cómo le paga? Ella amenaza con despedirlo si no se casa con ella. Hablemos acerca de llevarse el trabajo a casa! Después de descubrir que ella enfrenta una deportación a Canadá después de violar los términos de su visa de trabajo, ella decide que va a resolver el problema de cualquier manera posible, incluso si eso significa presionar a su empleado para cometer fraude.

7. Montgomery Burns – The Simpsons
Sólo hay una cosa en la mente del dueño sin escrúpulos de la planta de energía, Montgomery Burns, y eso es dinero. Esto por lo general se produce a expensas de otras personas, en particular de su asistente Smithers, que es extraordinariamente leal y trabajador, teniendo en cuenta el hecho de que el Sr. Burns lo utiliza simplemente como un peón en su malvado plan. Burns es muy conocido por su frase icónica “excelente” en su tono siniestro de marca registrada, utilizada generalmente cuando uno de sus planes corruptos da resultado.

6. Jordan Belfort – The Wolf of Wall Street
Es difícil creer que este personaje está basado en una persona real, de la manera en que Leonaro DiCaprio interpreta a Jordan Belfort, el emblema de la corrupción de Wall Street en su peor momento. Jordan parece ser el mejor jefe posible. Él es amigo de sus empleados, ofrece grandes fiestas y promete una vida de riqueza, aunque por debajo de esa fachada lideraba una estela de destrucción, a través de su adicción a las drogas, que arruinó la vida de todos los que le rodean. Cuando parecía que se había salido con la suya, se negó a enfrentar las consecuencias de sus actos y no tuvo reparos en entregar a sus empleados a cambio de su libertad.

5. Katharine Parker – Working Girl
Katharine Parker, interpretado por Sigourney Weaver, desempeña el papel del dragón de dos caras en un viaje de poder. Su empleada, Melanie Griffith, quién no quiere nada más que ser apreciada por sus buenas ideas, juega directamente en la mano de Weaver, cayendo en el acto de su amigo y siendo robada de todas sus ideas, tomado su jefe el crédito correspondiente. Melanie pronto puede darle su merecido, cuando Weaver queda de forma inesperada con un tobillo roto.

4. Gordon Gekko – Wall Street
La ya famosa línea de Gordon Gekko, “la codicia es buena” resume muy bien su carácter. Michael Douglas interpreta a un egocéntrico y narcisista corredor de bolsa con la única preocupación de hacer dinero, y no tiene interés en hacer algo que pueda ayudar a cualquier otra persona que no sea él mismo. Esto significa que no tiene vergüenza en corromper a su joven protegido Bud Fox, interpretado por Charlie Sheen, y manipularlo para su propio beneficio. Los rumores sugieren que Gekko fue realmente inspirado en varios corredores de bolsa de la vida real. Lo lamento por quién trabajó con ellos!

3. Michael Corleone – The Godfather
Como jefe de la mafia, Michael Corelone, interpretado por Al Pacino, no iba a ser el mejor y más recto de los jefes, sin embargo, siendo una empresa familiar, esperas algo un poco mejor de él. El no poder cumplir con sus estándares no sólo va a conseguir algunos insultos, sino que de hecho, tuvo suerte de salir con vida. El hermano de Michael no tuvo tanta suerte, ya que él da la orden de matarlo tras quedar harto de su incompetencia.

2. Buddy Ackerman – Swimming with Sharks

Kevin Spacey  interpreta a Buddy Ackerman, una caricatura sobre el jefe del infierno. Su asistente personal tiene que soportar insultos acerca de su incompetencia y mediocridad, dejándolo en tensión constante. Humillar empleados públicamente es su pasatiempo favorito y uno de los más brutales comentarios de Ackerman fue “No eres nada! Si estuvieras en mi inodoro, no me molestaría en tirar la cadena”.

1. Miranda Priestly – The Devil Wears Prada
Basada en la editora en la vida real de la revista Vogue, Meryl Streep interpreta a la exigente e imposible de agradar Miranda Priestly, quién resulta ser editora en jefe de la más importante revista de moda del mundo, Runway. Ella representa el epítome de un jefe de pesadilla, por como ladra órdenes a sus asistentes para hacer recados personales para ella, y escupe insultos a los empleados en un tono suave pero rencoroso. Cuando Andie, interpretada por Anne Hathaway, comienza a trabajar en Runway, llegas a creer que el único objetivo en la vida de Miranda es hacer la vida de Andie completamente imposible, ya que tiene que soportar las críticas sin fin y el abuso sobre su peso. Hay luz al final del túnel, sin embargo, ya que Miranda comienza a mostrar su lado humano al final de la película y Andie logra dejar Runway con el respeto de su jefe.

¿Quién crees que es el peor jefe de la pantalla grande?