El número de ciudadanos que van en bicicleta a trabajar se ha duplicado en cinco meses gracias a la inicativa del Gobierno francés de incentivar a sus empleados con 0,25 euros por kilómetro recorrido.

Fomentar el uso de la bicicleta entre los empleados de 18 empresas voluntarias pagándoles 0,25 euros cada kilómetro recorrido. Una iniciativa, financiada por la Agencia Del Medio Ambiente y Control de la Energía francesa, que ha resultado todo un éxito y que ha conseguido aumentar del 2% al 3,6% el uso de la bici entre sus trabajadores, según informa la agencia EFE. Los empleados ciclistas reciben un promedio de 40 euros al mes.

En concreto, 380 de 8.000 empleados decidieron sumarse a esta iniciativa que les comprometía a desplazarse en bicicleta al trabajo, especificando cuántos kilómetros recorrían en cada trayecto. Un experimento relacionado estrechamente con la ley sobre transición energética francesa que, en cinco meses, ha conseguido convencer a muchos ciudadanos de tomar la bici al ir al trabajar: “El resultado es muy positivo para la salud de la población”, ha declarado el Ministerio de Ecología.
40 euros extra al mes
El estudio ha arrojado más datos: la distancia media de los desplazamientos ronda los cinco kilómetros (superando los 3,4 de referencia que se tenían en 2008), los empleados ciclistas reciben una media de 40 euros al mes y un tercio de los voluntarios usó la bicicleta tanto en su tiempo libre como para otros fines.