Hacer preguntas en las entrevistas de trabajo es siempre una buena idea… demuestra que has hecho la tarea, que estás interesado y entusiasmado con el trabajo, y te brinda una mejor entrevista en general.

Uno siempre quiere hacer preguntas inteligentes sobre el trabajo y la empresa, pero hay dos cuestiones que tendrán un enorme impacto en tu éxito durante la entrevista. La primera pregunta te ayudará a ofrecer mejores respuestas durante la entrevista, y la segunda aumenta tus posibilidades de conseguir el trabajo en un 30% – 40%.

Pregunta # 1 – “¿Cómo debe ser el candidato ideal para esta posición?”

Puedes hacer esta pregunta como quieras, siempre y cuando la hagas relativamente temprano en la entrevista (antes de empezar a responder a las preguntas). Podrías preguntar “¿Qué están buscando?”“¿Qué cosas hay en la lista de cualidades de un candidato perfecto?”

Es posible que dudes en hacer esto, por miedo a hacerte ver como menos sorprendente para este trabajo, pero estarás perdiéndote un gran beneficio.

La verdad es que no habrá ningún candidato ideal, perfecto … nadie es perfecto. Lo que estás buscando con esto es un vistazo a lo que a la empresa realmente les interesa obtener. No siempre se puede contar con la descripción del trabajo totalmente actualizada. Tal vez la persona que decide sobre el empleo para esta posición se preocupa más por algunas habilidades o cualidades que otros.

El punto es que una vez que sabes lo que valoran o lo que están buscando, puedes adaptar tus respuestas en consecuencia. Podrás presentar tus habilidades, capacidades y experiencia en función de sus necesidades específicas. Por ejemplo… digamos que te están entrevistando para un puesto de trabajo técnico, pero cuando haces esta pregunta, descubre que les gustaría tener a alguien que también es bueno con la gente. Ahora, podrás hablar de tus capacidades técnicas Y tus habilidades de comunicación o de servicio al cliente. Alguien que no hace esta pregunta no sabría eso, y no contestará las preguntas tan bien en la entrevista. Lo harás, y habrás aumentado tus posibilidades de conseguir la oferta de trabajo.

Pregunta # 2 – “En base a lo que hemos hablado, puede verme siendo exitoso en el rol?”

Con esta pregunta, estás tratando de averiguar si los has convencido de que te contraten, o si tienen dudas por las que evitarán hacer una oferta. Se trata de una técnica tomada de ventas llamada “cierre”. No te equivoques, puede ser difícil encontrar el coraje para hacer esta pregunta. Sin embargo, la recompensa es grande.

Si le preguntas y dicen que sí, si pueden verte tener éxito en este papel, sabrás que ha hecho un gran trabajo en la entrevista y puede irte sabiendo que van a estar ofreciéndote el empleo.

Si dicen que no, puede ser difícil de escuchar, pero ahora sabes que hay un problema (hay que tener en cuenta que el problema está ahí, preguntes o no). Es necesario preguntar por qué, o preguntar cuál es el problema. Una vez que sepas cuál es el problema, puedes intentar corregirlo.

Puede ser que no hayas podido hacer frente a alguna pregunta en tu entrevista, y ahora que ya sabes lo que es, puedes hablar de ello. Puedes tranquilizarlos, y volver a ponerlos de tu lado. Muchos postulantes han ganado ofertas de trabajo por hacer esta pregunta.

Sea lo que sea, tienes que averiguar y tratar de corregirlo antes de irte. Ahora es tu mejor oportunidad. Una vez que salgas de la entrevista, es mucho más difícil, si no imposible.