Hay muchas cosas que los postulantes suman en su CV que en realidad no necesitan. En algunos casos, estas cosas pueden afectar las posibilidades de conseguir el trabajo. Aquí hay algunas de esas cosas que los postulantes deben y no deben incluir en su currículum vitae.

  1. Escribir un resúmen profesional en lugar de un objetivo: Una declaración de objetivos o misión solía ser la cabecera adecuada para el CV. Hoy en día, es mejor reservarlo para una carta de presentación. Tu objetivo y misión es obtener un puesto de trabajo en la empresa. En su lugar, puedes utilizar un resumen profesional para transmitir algunos de tus rasgos o para resaltar algunas de tus realizaciones. Servirá como un gran preludio para atraer al lector, y hacer que quiera seguir leyendo más sobre tus éxitos y tu historial de trabajos.
  2. Dejar afuera las referencias: Las referencias no deben ser incluidas en un CV. Considera incluir citas, notas y/o evaluaciones escritas en tu CV para que sirvan como referencia. Esto ayudará a que tu currículum se destaque entre los demás mediante la inclusión de una prueba escrita y la documentación de lo que su antiguo jefe o supervisor pensaban de tu trabajo. Con el fin de incluir efectivamente esto en tu CV, revisa tus evaluaciones de desempeño y pon en relieve los atributos positivos que tu anterior jefe escribió acerca de ti.
  3. No usar el poco profesional correo electrónico personal: Tener una imagen profesional, no se trata sólo de las cuentas en las redes sociales. Tu dirección de correo electrónico debe ser profesional y fácil de comprender. Considera crear una cuenta de correo electrónico para utilizarla para la búsqueda de empleo. Verás que es más fácil realizar el seguimiento de las postulaciones enviadas y las empresas a las que se han enviado esas solicitudes, en lugar de arriesgarse a perder un correo electrónico como correo basura.
  4. Incluir metas medibles y logros: Tu currículum vitae debe contener datos cuantificables que van a apoyar el conjunto de habilidades manifiestas que posees. Sin ello, simplemente estarás asegurando hechos sin respaldar. Asegúrate que tu CV contiene cantidades monetarias, figuras, u otros números para mostrar esas habilidades. Considera la posibilidad de separar el crecimiento y logros año a año, mostrando la forma en que has aumentado comparativamente tu productividad.

Cuando elabores tu currículum, ten en cuenta estos consejos importantes. Recuerda, tienes menos de diez segundos para captar la atención del lector. Haz que valga la pena esos pocos segundos.