Recruiting para empresas 

Contactar candidatos es apenas una de las tareas que tiene un recruiter para empresas. Cada vez existen más canales de comunicación entre posibles empleados y potenciales empleadores. Sin embargo, las empresas tienen cada vez más dificultades para encontrar a las mejores personas para agrandar su equipo.

El principal desafío de un proceso de headhunting para empresas no es encontrar profesionales, sino encontrar a los candidatos ideales para sus clientes. En este sentido, las competencias que se ponen en juego en el recruiting, tienen mucho menos que ver con la circulación de información y el contacto y mucho más con la elaboración de una estrategia efectiva para encontrar el candidato indicado.

Así, un recruiter tiene que ser una persona sensible y atenta a las necesidades del cliente. Además, tiene que entender el mercado laboral para tener una idea acabada del perfil que está buscando, qué rasgos personales tiene que tener esa persona y que conocimientos y habilidades técnicas tiene que poseer. Si el recruiter puede comprender las necesidades tanto del cliente como del candidato, se asegurará una gestión exitosa y podrá garantizar un excelente proceso de selección e ingreso para todas las partes involucradas.

recruiting para empresas

¿Qué hace un recruiter?

En Schmitman HR entendemos que un proceso de recruiting para empresas exitoso empieza con una comunicación efectiva con el cliente. Una buena instancia de ida y vuelta con las empresas que se acercan a nuestra consultora nos garantizan procesos efectivos y acelerados. 

Tras esta primera instancia, nuestro equipo de recruiters se concentra en pensar todas las características que debe tener el candidato apropiado para el cliente. ¿Cómo tiene que ser su personalidad? ¿Qué conocimientos técnicos debe poseer? ¿Qué experiencias previas sería ideal que haya tenido? Qué objetivos laborales puede tener una persona que estaría feliz en este rol? Todas estas preguntas se hace un recruiter tras reunirse con el cliente.

El proceso de recruitment

El siguiente paso es pensar la mejor estrategia para encontrar a candidatos que se aproximen lo más posible a ese “candidato tipo”. Muchas veces se encuentran profesionales que se ajustan al 100% de esos rasgos. Otras, en el proceso de recruitment, se descubre que hay otros tipos de candidatos que podrían satisfacer al cliente, e incluso superar sus expectativas. 

Luego, el recruiter analiza todos los perfiles encontrados en la primera etapa del proceso y se queda con aquellos que, según la descripción elaborada junto al cliente y de acuerdo con su propio criterio pueden cubrir el rol buscado de manera efectiva.

Finalmente,  el recruiter acerca a su cliente a los candidatos a su cliente para que los evalúe. Aunque esta etapa ya está en manos de la empresa, el equipo de recruiters de Schmitman HR acompaña a los candidatos hasta el tramo final del proceso para garantizar que tanto el candidato como el cliente tengan una buena experiencia del servicio.

¿En qué situaciones una empresa necesita recruiters?

Tener un recruiter o un equipo de recruiters es un servicio muy valioso para una empresa. Se trata de profesionales que no solo van a velar por el talento que se incorpore a una empresa, sino que, de cara a los posibles candidatos, son las personas que también van a representar a sus clientes en el mercado laboral. En este sentido, conviene resaltar que son otra forma de comunicar la tarea de una organización, por lo que nunca es conveniente hacer el recruitment de forma improvisada.

Contratar a especialistas en recruitment para empresas también te garantiza celeridad en los procesos.

Por eso en Schmitman HR creemos que nuestra red de contactos consolidada a lo largo de 10 años y actualizada en cada día de trabajo, nos brinda una base sólida sobre la que apoyarnos. A partir de ahí, agregamos la cuota de creatividad necesaria para acercar las ofertas laborales de maneras creativas y atractivas.

Hay otros escenarios más específicos en los que resulta fundamental contar con un recruiter. Por ejemplo, cuando el perfil que se busca tiene bajos niveles de oferta en el mercado laboral. O, lo que es lo mismo, tiene una altísima demanda. En esos casos, encontrar talento sin un equipo especialmente dedicado a esa tarea, se vuelve complicado y demanda plazos de tiempo más largos que los que necesita un servicio de recruiting especializado.

El crecimiento y la organización de una empresa están directamente relacionados con sus resultados. En Schmitman HR creemos que para que ambos procesos se den de manera exitosa, un recruiter que escuche y entienda las necesidades de un cliente resulta fundamental en una compañía.

Recruitment para empresas

Contacta con nosotros

Noticias sobre recruiting

Trabajá remoto - Conocé Crossover

Trabajá remoto - Conocé Crossover

En la industria Tech, es cada vez mas común encontrar personas que trabajan de manera remota…
4 cosas que los reclutadores dicen y cómo interpretarlas

4 cosas que los reclutadores dicen y cómo interpretarlas

Si no has tenido el placer de trabajar con un reclutador, no hay duda de que…
5 consejos para tener en cuenta en las entrevistas de trabajo

5 consejos para tener en cuenta en las entrevistas de trabajo

Es probable que hayas pasado por una entrevista telefónica antes de citarte a una entrevista personal.…