No importa qué tan impresionante sea tu Currículum Vitae, si eres poco profesional, es probable que el empleador simplemente pase al siguiente candidato sin dudarlo. No hay segundas oportunidades.

Ten cuidado con la presentación, tanto en papel, por teléfono como en persona. Algunas de las cosas que pueden hacer que los empleadores te descarten incluyen:

  1. Correo de voz lleno: Si vas a buscar trabajo, asegúrate que tienes el correo de voz listo en caso de las llamadas de los empleadores. Si el empleador encuentra un buzón de voz lleno, les estás dando una idea que no vas tan seriamente sobre el trabajo.
  2. Saludo poco profesional en el correo de voz: Tu saludo en el correo de voz es la primera impresión que tendrán al intentar contactarte. ¿Entrarías en una entrevista de trabajo al grito de: “Hey, ¿qué pasa?!!!” Si no, asegúrate que tu saludo demuestra tu profesionalismo.
  3. Contestar el teléfono de una manera brusca y poco profesional: Igual que con los puntos anteriores, después de haber solicitado un trabajo, debes estar listo para recibir la llamada del empleador en cualquier momento. Llamé a un candidato a Arquitecto de Software Senior, y pensando que era una empresa de telemarketing, él con severidad me preguntó “¿Qué querés?” Él supo luego quién era yo, pero no pude evitar pensar en lo mal que nos hace quedar una primera impresión así, si yo hubiera sido el empleador…
  4. Los errores tipográficos en el CV: Faltas de ortografía en el correo electrónico, en la carta de presentación, o en el CV es un “NO” rotundo. Los empleadores esperan una comunicación profesional, por lo que vuelve a comprobar todo tu trabajo por escrito antes de enviarlo. Cómo te presentes en persona, por teléfono, o en papel deja una impresión. Si muestras descuido, ¿cómo podrás demostrar ser diferente en el trabajo.
  5. No leer la descripción de puesto: Los empleadores, y en especial los recruiters, pueden ver cuáles solicitantes son serios y cuáles simplemente se postulan a decenas de puestos de trabajo sin pensarlo mucho. Asegúrate de haber leído los requisitos para el puesto de trabajo y mostrarlos en la carta de presentación y tal vez en el CV también, si es necesario. También debes seguir todas las instrucciones específicas incluidas en la oferta de empleo. Los que no puedan demostrar que tienen las calificaciones para el puesto, y los que no siguen las instrucciones automáticamente pueden ser rechazados por el empleador.
  6. Tener un CV que usa muchas palabras de moda: las palabras de moda pueden incluir términos autodescriptivos que casi cualquier persona puede decir como “dinámico” o “innovador”. Es mejor demostrar con ejemplos las características específicas que tienes, porque cuando no hay ninguna prueba, es sólo una declaración en blanco.
  7. Habilidades de comunicación y escucha débiles o inexistentes: Cuando tienes una entrevista, tu meta es construir una buena relación y lograr gustarle al entrevistador (profesionalmente, por supuesto). Demostrar que no estás prestando atención, o no responder adecuadamente causará rechazo instantáneo. Así que demuestra entusiasmo y haz preguntas interesantes.

Ahora que está claro cuáles son las cosas que hacen que no les gustes a los potenciales empleadores, toma las precauciones en tu próxima postulación.

Éxitos!

Renzo Montuori