Una gran cantidad de tiempo de la búsqueda de empleo lo utiliza el empleador para elegir a quién quiere trabajando para ellos, pero ¿qué pasa al revés? No todos tenemos el privilegio de ser demasiado selectivos cuando se trata de aceptar una oferta de trabajo; pero al tomar grandes decisiones de carrera, no querrás hacer lo a la ligera.

Hay una serie de factores que deberás considerar antes de aceptar un puesto de trabajo, con el fin de encontrar un rol que sea afín con tus objetivos de carrera y con tu personalidad. Pasamos una gran cantidad de nuestro tiempo en el trabajo, por lo que queremos gastarlo en un trabajo que nos haga felices, y que se adapte a nosotros como individuos. Sin embargo, siempre habrá cuestiones como el salario y los beneficios a tener en cuenta también.

Si estás en el proceso de búsqueda de un nuevo trabajo o incluso has recibido una oferta, aquí hay algunos factores para reflexionar antes de tomar una decisión.

1) Salario

Recibir el salario que crees que mereces y que vales es muy importante a la hora de aceptar un nuevo trabajo, pero hay que tener una expectativa salarial realista. Por lo general, buscamos ganar más en un nuevo puesto, pero hay excepciones si el nuevo puesto ofrece otras cualidades deseables. A veces puede valer la pena aceptar una reducción salarial si el nuevo trabajo ofrece otras ventajas y beneficios, o una gran cultura de empresa.

Esto también aplica si estás buscando cambiar de carrera o entrar en una nueva área de trabajo, ya que te podrán pedir de asumir un papel más junior, para empezar, que puede resultar en un salario menor.

2) Gratificaciones y Beneficios

La mayoría de las empresas ofrecen algún tipo de beneficios a sus empleados, algunos mejores que otros. Por ejemplo, algunas organizaciones pueden tener descuentos en gimnasios, o servicio de cuidado de niños a disposición de sus empleados, mientras que otras pueden cubrir los gastos de transporte de su personal o dejarlos salir antes de tiempo los viernes.

El horario de trabajo flexible es algo que muchos empleadores ofrecen ahora, así que si la opción es trabajar desde casa o gozar de horarios flexibles de trabajo es importante para ti, esto puede ser algo sobre lo que querrás negociar.

También es posible que ofrezcan otros beneficios, como participación societaria mediante acceso a una porción del paquete accionario de la compañía.

3) Progreso

Al considerar una oferta de trabajo, conviene investigar la estructura de la empresa. ¿Hay oportunidades de desarrollo profesional, o parece que no habrá ninguna oportunidad de promoción dentro de la empresa? Si estás apuntando a subir en el escalafón, es posible que desees considerar qué posición se verá mejor en tu currículum, o cuál es la que te proporcionará la mejor puerta de entrada hacia las oportunidades laborales futuras.

4) Ubicación

La ubicación de tu lugar de trabajo es importante. ¿Puedes llegar a tu oficina en un tiempo razonable? ¿Estás dispuesto a viajar? Puedes no querer viajar dos horas hasta la oficina y otras dos horas de vuelta a casa. Si no vas en coche, se puede llegar en transporte público? Al considerar la oferta, asegúrate de calcular el costo de viaje, tanto en dinero como en tiempo, para ver si la oferta de trabajo es tan atractiva como parece.

5) Ambiente de trabajo

Cuando fuiste a la empresa para la entrevista, ¿pudiste ver el ambiente de trabajo? Algunas personas prefieren trabajar en cubículos, mientras que a otros les gusta trabajar en un entorno de oficina abierta, en las que todo el equipo trabaja en conjunto. Teniendo en cuenta que vas a tener que estar en la oficina por más de 8 horas al día, es muy importante trabajar en un ambiente que maximice tu productividad y no te haga sentir abrumado por las distracciones.

Es importante que elijas la compañía con cultura de empresa que más te convenga, así que antes de aceptar el trabajo, asegúrate de que estás familiarizado con la naturaleza y los valores de la compañía.

6) El supervisor inmediato

Si aún no has conocido al que será tu supervisor inmediato en la posición que te ofrecen, pregunta si él o ella puedes conocerlo antes de aceptar la oferta. Presta atención a su actitud y comportamiento para tener una idea acerca de su personalidad. ¿Crees que se puede trabajar con esta persona? Es probable que tendrás que pasar mucho tiempo con este individuo, por lo que podría ser crucial para tu experiencia en el trabajo.

Fuente: The Undercover Recruiter