¿Has notado que cuando estás feliz, tiendes a ser más productivo, seguro y exitoso?

Dicho esto, todos somos culpables de sentirnos negativo a veces, y eso puede dañar significativamente nuestro camino al éxito.

Estos son algunos consejos para una vida más feliz:

  1. Evitar el “NST” (Negative Self-Talk)
    Cuando te sientes desanimado por algo, es muy fácil caer en el NST (Negative Self-Talk ó diálogo interno negativo). No te permitas decir (o pensar) cosas como: “Nunca voy a conseguir un trabajo” o “Nunca voy a ser lo suficientemente bueno.” Cuando te enfocas en esta mentalidad negativa, esos pensamientos se convierten en desmotivación.
    Además, el NST puede ser una gran barrera entre tú y una relación sólida con los demás. Según WebMD.com, las personas que piensan negativamente tienden a ser menos sociables y tener redes sociales más débiles que los pensadores positivos. Los estudios vinculan las emociones positivas con relaciones más satisfactorias. Así pues, si quieres construir una red fuerte, el primer paso es tener una perspectiva más positiva de la vida.
  2. Encuentra un motivo para sonreír cada día
    Cada vez que me siento deprimido, trato de encontrar algo para sonreír (por lo general la respuesta la encuentro en algún portal de la web con divertidas pruebas, GIFs graciosos, y listas de datos divertidos y/o curiosos). Cada vez que siento que estoy cediendo a las emociones negativas, me tomo cinco minutos para encontrar algo para sonreír. Confía en mí, funciona. 🙂
  3. Ama tus peculiaridades
    “Uno tiene que ser distinto para ser el número uno.” – Dr. Seuss
    Tus pequeñas peculiaridades te hacen lo que eres, te hacen único. En un mundo en que todos están luchando para destacarse entre la multitud, nunca ha habido un mejor momento para abrazar lo que te hace diferente. Las peculiaridades son eso que te da sabor. Deja de perder tiempo y energía en tratar de ser alguien que no eres. Acéptate a ti mismo y abraza esas pequeñas cosas que te hacen… ser tú mismo.
  4. Aprende a aceptar un cumplido
    Tu felicitas a los demás todo el tiempo, pero qué sucede cuando alguien te felicita a tí? ¿Sonríe y dices: “¡Gracias!”? ¿O al instante intentas socavarte a ti mismo?
    Muchos de nosotros (me incluyo) somos culpables de esto. De acuerdo con este artículo en Lifehack, muchas personas sienten que no merecen comentarios positivos, cualquier persona que les hace un cumplido debe estar mintiendo, equivocada, o debe sentir lástima por ellos.
    Estos son algunos consejos para aceptar un elogio:
    – Ser el dueño de tus logros.
    – Sé agradecido.
    – Sé honesto y optimista sobre el futuro.
    – Reconoce tu contribución.
    – Haz siempre un seguimiento.
    – Sé amable.
  5. Ser agradecido
    Dí gracias. Si un extraño te abre una puerta o tu jefe te da un aumento, sé agradecido. Los estudios demuestran que mostrar gratitud nos hace más felices. Sé agradecido con quienes lo merecen.

Ojalá que el 2015 sea un feliz año lleno de éxitos.

Renzo Montuori